De acuerdo a la medicina tradicional china muchas enfermedades tienen su origen en el exceso de abundante flema y moco en el intestino, pulmones y vías nasales. Dentro de la lista se encuentran las tumoraciones causantes de problemas como cáncer, bolitas de grasa, los quistes, los miomas, los fibromas, pero también citan todas las enfermedades respiratorias amigdalitis, faringitis, alergias, sinusitis, tos, fibrosis pulmonar, asma, problemas en colon, caída de cabello y otros problemas en la piel, entre otros.

 

Por eso es importante que disminuyas o elimines de tu alimentación los alimentos que contribuyen a producir flema en abundancia en tu cuerpo.
 
OTROS ARTÍCULOS INTERESANTES
 
 
Recomendaciones
Si tienes mucosidades, la primera recomendación será quitar los lácteos y los alimentos a base de harinas refinadas de tu dieta. No te preocupes por el calcio, está presente en todos los alimentos y, sobretodo, los que proceden del mar (algas, pescados), así como en las semillas y los frutos secos.
¿Cómo cuáles?
Los alimentos lácteos
El primer tipo de alimento que provoca un exceso de mucosidad en nuestro cuerpo es la leche y, en menor medida, sus derivados lácteos (yogur, queso, nata, etc.). La leche es un alimento con un pH excesivamente ácido y rico en proteínas, lo cual podría ser la causa de favorecer la mucosidad. Por ello estos serán los primeros alimentos que deberemos eliminar o reducir en nuestra dieta, sustituyéndolos por otros de características similares pero que no sean de origen animal. A nuestro alcance tenemos las bebidas de origen vegetal, elaboradas con cereales como la avena o el arroz y con frutos secos como la almendra o la avellana. Estas bebidas las podemos comprar o bien elaborar en casa fácilmente, y con ellas también podemos elaborar también yogures, flanes, gelatinas, quesos, etc.
En caso de alergias, además de evitar ponerte en contacto con el agente alérgeno, se puede tonificar tu sistema defensivo. Para ello es necesario realizar una valoración energética para identificar la causa de la producción de mucosidad y poder aplicar el tratamiento adecuado.
Las harinas
Las harinas causan humedad a nuestro organismo y provocan un aumento de la mucosidad. Hoy en día las consumimos en exceso a lo largo del día, lo cual es perjudicial para nuestra salud en general.
Si tenemos necesidad de consumir pan, por ejemplo, podemos optar por el pan dextrinado, un tipo de biscotes que no nos causarán mucosidad. También tenemos como alternativas las tortitas de arroz o maíz.
Pero la naturaleza es extraordinaria pues también te da alimentos que te ayudan a depurar el exceso de moco y flema, los tres principales son: El ajo, la cebolla, el puerro.
Los tres tienen la propiedad de facilitar la disolución y expectoración del moco gracias a su componente en azufre. Los podemos consumir crudos o cocinados, en forma de sopas, caldos o cremas.
El ajo también lo podemos consumir en cápsulas, si tenemos dificultades para digerirlo crudo.
Por otro lado, para ayudar a la eliminación de la mucosidad también debemos beber suficiente agua fuera de las comidas. También nos ayudarán los jugos naturales. Y por supuesto la práctica de algún ejercicio que te haga sudar como correr, hará que tus pulmones suelten gran cantidad de flema y moco.
Quitar alimentos que te producen flema en el cuerpo, te da salud
Regresar al inicio