Algunos de nuestros lectores necesitan sillas salvaescaleras en sus casas y comunidades de vecinos, pero no vale cualquier silla salvaescalera; hay que tener en cuenta una serie de claves para que cumplan con un mínimo de seguridad y garantía para los usuarios.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de adquirir sillas salvaescaleras

Las barreras arquitectónicas siguen siendo un lastre en la vida de muchas personas, no ocurre solo cuando salimos de casa, la mayoría de las casas están llenas de obstáculos y no están preparadas para un cambio vital tan importante como no poder caminar, no poder subir escaleras y es en este momento cuando las familias ven cuál es la mejor opción, a veces supone un cambio de casa, otras veces una reforma integral para adaptar la vivienda y en la mayoría de las ocasiones una reforma parcial y la ayuda de las sillas salvaescaleras puede ser suficiente. 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de instalar sillas salvaesclaeras en nuestra casa?

- Adquiere las sillas salvaescaleras con una empresa seria que te brinde seguridad y agarantías, preferiblemente que tenga una trayectoria consolidada,esto te aportará tranquilidad a la hora de necesitar una revisión o cualquier otro inconveniente. 

- Ten en cuenta el espacio donde la vas a instalar, hay diversas opciones y las más recientes ocupan mucho menos espacio que los modelos anteriores. 

- Una vez instaladas las sillas salvaescaleras te ofrecerán un manual detallado y toda la información necesaria para usarlas con confianza y seguridad; si tienes dudas o preguntas no tengas reparo en realizarlas, una empresa seria te brindará toda la información que necesites. 

- Se pueden hacer sillas salvaescaleras a medida (para escaleras rectas o curvas), su coste será un poco más elevado.

A continuación te contamos todas las ventajas de las sillas salvaescaleras

Qué hay que tener en cuenta a la hora de adquirir sillas salvaescaleras
  1. Suponen una mayor comodidad para el día a día. Tanto si tu movilidad se ha visto reducida como si eres una persona discapacitada, estas sillas te proporcionan una enorme libertad para desplazarte por tu hogar de forma cómoda, en muchos casos sin ayuda.
  2. Proporcionan seguridad en los desplazamientos. No cabe duda que subir y bajar escaleras puede suponer un suplicio si tienes tus habilidades mermadas. Además, se pierde confianza por lo que la posibilidad de sufrir un accidente es mayor. Con este aparato se asegura de franquear esos obstáculos cotidianos.
  3. Ocupan poco espacio. ¿Te lo imaginabas? Los asientos plegables hacen que la silla quede recogida contra la pared y permiten el acceso franco a las escaleras para aquellos miembros de la familia que no la necesitasen.
  4. Respetan la decoración de tu casa. Con el tiempo, los principales fabricantes han conseguido que sus creaciones se integren con el aspecto general de tu vivienda, sin que parezcan un pegote, gracias a las distintas tapicerías, colores y acabados estilizados.
  5. Sirven para todos los diferentes tipos de escaleras. Antes lo dijimos: No importa si tu escalera es curva o tiene varios rellanos. Las actuales sillas salvaescaleras se adaptan a los tramos de escalones como si fuesen un guante.
  6. Se instalan en interior o exterior. ¿Tienes un tramo de escaleras en el exterior? Da igual. Existen dispositivos especialmente preparados para soportar la intemperie y dar un servicio excelente durante años.
  7. Son más baratos que una reforma. Si no tuvieses bastante con lo dicho, he aquí una razón de peso. Colocar esta clase de sillas no solo es menos estresante que reformar la casa, sino que además cuesta menos. Una ventaja que tu bolsillo agradecerá
Regresar al inicio