El dolor de manos puede afectar a cualquier persona y aparecer en cualquier momento, pero es más probable que aparezca conforme avanza nuestra edad.

Como combatir el dolor de manos

El dolor de manos puede afectar a cualquier persona y aparecer en cualquier momento, pero es más probable que aparezca conforme avanza nuestra edad. Como ante cualquier otro síntoma, es importante acudir al médico para encontrar un tratamiento adecuado lo antes posible, antes de que el dolor se convierta en crónico y sea mucho más difícil de tratar y nos complique muchísimo nuestra vida cotidiana haciendo muy difíciles actos tan cotidianos como lavarse las manos, abrir una botella o abrocharnos un botón por ejemplo.


 

Según el doctor Javier García Romero, jefe del servicio de Traumatología del Hospital Quirón San José de Madrid, es importante empezar a tratar los problemas de la mano desde el comienzo del dolor porque al iniciarel tratamiento correcto se minimizarán tanto la afectación articular como la deformidad articular, como el dolor. Por tanto, el iniciar una terapia precoz siempre favorecerá el aliviar el dolor de las manos a medio y largo plazo”.

Además explica que las manos son una de las primeras partes del cuerpo en mostrar dolor conforme avanza la edad por ser partes sometidas a una importantísima movilidad. “El problema es que las utilizamos constantemente, tanto para la actividad personal como para la laboral. Son articulaciones que se afectan con facilidad. Derivada de esa actividad vienen los problemas degenerativos. Incluso en personas que no hacen esfuerzos con ellas, con el simple desgaste del día a día se generan patologías con mucha frecuencia”.


 

El doctor García Romero indica que “es muy raro que no haya personas mayores que estén afectadas por patologías de dolor de manos” como el síndrome de túnel carpiano, que es una afección en la cual existe una presión excesiva en el nervio mediano o el “dedo en resorte” que afecta a los tendones tensores de la mano bloqueando los dedos en flexión.


 

Posibles tratamientos.

El doctor aconseja acudir al especialista en el momento en el que se valora que un dolor en la mano es persistente y no se soluciona fácilmente con algún analgésico. Para nuestra vida diaria, es muy importante conservar la movilidad de las manos y García Romero no ve conveniente inmovilizarlas de forma permanente aún durante un posible tratamiento, “también podrían derivarse secuelas por la inmovilidad”. Recomienda en esos casos ejercicios, fisioterapia, baños de parafina y el tratamiento de electroterapia, ondas microondas u otras técnicas que reduzcan la inflamación y el dolor, pero resalta que todas las medicaciones antiinflamatorias y antireumáticas siempre se considerarán paliativas y no curativas.

Además señala que en las patologías de origen degenerativo siempre se optará por la fisioterapia y en el caso de patologías derivadas de la actividad cotidiana como el “dedo en resorte” o el “síndrome de túnel carpiano” o las tenosenovitis de Quervain (dolor al mover el pulgar por una tendinitis) y aquellas degenerativas que lleven aparejada deformación de las articulaciones, si se podrá optar por la solución quirúrgica.


 

¿Por que duelen las manos?

En personas jóvenes, el dolor en las manos se debe fundamentalmente a sobrecargas mecánicas y a problemas derivados de la actividad que generalmente se solucionan bien con tratamientos médicos y ortopédicos. Estos problemas pueden ser fracturas, luxaciones, artritis traumáticas, tendinitis y demás patologías derivadas de la actividad deportiva y de los trabajos manuales.

En adultos además de las anteriores se podrían encontrar otras como el síndrome del túnel carpiano, tendinitis, tendinosis del pulgar o gangliones sinoviales (quistes sinoviales), gracias al uso de dispositivos electrónicos.

En ancianos, las manos pueden doler a raíz de traumatismos o simplemente por el propio proceso degenerativo, por ejemplo la rizartrosis (artrosis degenerativas de las articulaciones de los dedos), la artrosis de trapecio metacarpiana que es muy frecuente y afecta a la capacidad de realizar la pinza con el dedo pulgar, problemas derivados de patologías reumáticas como la artritis reumatoide que deforma las articulaciones de la mano y es muy incapacitante por la dificultad para poder manejar las manos y realizar cualquier actividad, incluyendo las más simples como asearse por ejemplo.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! 😃
 
Síguenos en FACEBOOK y TWITTER
Regresar al inicio