La fibromialgia es una enfermedad que afecta el sistema músculo-esquelético y que provoca un dolor debilitante y continuo a veces extremo en todo el cuerpo.

Parestesias, otro síntoma desagradable de la fibromialgia

La fibromialgia afecta a más de 5 millones de personas en los EE.UU. y aunque puede afectar a mujeres y hombres, las primeras representan más de un 90% de las personas diagnosticadas de fibromialgia.

Por el momento no hay cura para la fibromialgia, aunque si hay opciones de tratamientos que pueden ayudar a las personas con fibromialgia a mitigar algunos de los múltiples síntomas que vienen con ella. Uno de estos síntomas son las parestesias.

 

 

¿Qué son las parestesias?

 

Las parestesias son una sensación de quemazón, picor, hormigueo y entumecimiento en el cuerpo. Las extremidades son a menudo las partes más afectadas, sobre todo las manos y los pies.

Además de una sensación de hormigueo, las personas que experimentan este síntoma también pueden sentir un intenso picor o como si hubiese algo que se arrastra bajo su piel.

La parestesia es una condición que afecta el sistema nervioso de un individuo. Puede ser incluso un simple toque en el brazo o en la espalda lo que provoca un inicio del dolor y de estas sensaciones inusuales.

Para la mayoría de la gente, las parestesias se producen de repente y sin ninguna advertencia. Las personas que sufren esta enfermedad pueden presentar síntomas leves o moderados, pero también pueden llegar a ser muy graves para algunas personas.

 

 

Cuando las parestesias se experimentan como un síntoma de la fibromialgia,

 

Por lo general es una condición crónica que el individuo experimentará durante el resto de su vida. Sin embargo, se puede curar si se detecta a tiempo.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de la parestesia?

 

¿Alguna vez se sentó en una posición tanto tiempo que al cambiar de postura se sentía raro las piernas y los brazos? Algunas personas se refieren a esta sensación como “tener dormidos brazos y piernas”, pero esto es una forma de parestesia, aunque muy leve.

Esta es una manera de describir las sensaciones que se producen cuando usted está sufriendo de parestesia. No sólo los síntomas de la fibromialgia regulares le afectan, también lo hacen las de parestesia.

 

-Sensación de tener algo arrastrándose bajo o sobre la piel.

-Sensibilidad al tacto.

-Sensación de quemazón en la piel, en particular las extremidades.

-Fuerte picazón en la piel en una determinada zona.

-Dolor en un área particular del cuerpo. Aunque no todo el mundo que experimenta parestesias experimentará dolor. De hecho la mayoría de la gente no siente dolor. Sin embargo, es importante ser consciente de que es muy posible experimentar dolor a lo largo de esta condición.

-Entumecimiento en las extremidades u otras áreas del cuerpo.

 

Cada persona que experimenta parestesias encontrará que les afecta de manera diferente a las demás personas, aunque los signos son idénticos para la mayoría.

Cada experiencia con un episodio puede incluso llevar a diferentes efectos secundarios y diferentes síntomas con respecto a la última. Los síntomas pueden ser leves, moderados o graves, con cada nuevo episodio.

El tratamiento de las parestesias.

 

Muchas personas experimentan las parestesias como muy dolorosas. Es uno de los síntomas más desagradables de la fibromialgia, pero afortunadamente también es uno para el que hay una variedad de opciones de tratamiento disponibles.

Los individuos que sufren parestesias como un síntoma de la fibromialgia deben acudir a su médico inmediatamente para evaluar las posibles opciones de tratamiento que pueden ser muy diferentes para cada persona.

 

Es probable que su médico le recomiende que realice una serie de cambios en su estilo de vida con el fin de aliviar este síntoma doloroso.

En general serán cambios fáciles que usted puede hacer fácilmente para evitar un inicio de la parestesia, como descruzar las piernas al sentarse o evitar el estrés.

Estas cosas simples pueden ser la diferencia entre que un episodio tenga un grave impacto o que solo sea leve. Siga siempre las instrucciones que le haya dado su médico.

 

El tratamiento de las parestesias también implica generalmente la terapia física, lo que puede ayudar en el alivio de algunos de los dolores que se siente con la fibromialgia.

 

Ser flexible y darse cuenta de que el dolor que está experimentando puede hacer que sea necesario reprogramar o cancelar una cita. Eso está bien porque debe prestar atención a su cuerpo.

 

Descansar cuando sea necesario. El descanso también es muy beneficioso cuando se ve afectado por parestesias. A veces se encontrará con que es necesario hacer cambios de estilo de vida cuando los síntomas de la fibromialgia se intensifican. Esos cambios pueden ser en el trabajo y en casa.

Esté dispuesto a ajustar su horario según sea necesario y descanse siempre que no se sienta bien. Si sufre una crisis, un poco de descanso y relajación puede ser justo lo que necesita para revivirse a sí mismo.

 

Pida apoyo cuando lo necesite. Busque un grupo de apoyo para la fibromialgia. Las personas que forman parte de estos grupos de apoyo entienden exactamente lo que usted está pasando.

No sólo es una gran ayuda cuando se tiene a alguien allí para hablar, para escuchar y comprender, es posible que también le beneficiará en el tratamiento de la enfermedad, ya que pueden ser capaces de ofrecer consejos y trucos que nadie más tiene. Algunos incluso cuentan con terapeutas de diferentes especialidades para sus socios a un menor precio o incluso gratis.

 

Hable con su doctor. Insisto una vez más, el médico siempre debe ser consultado e informado de este síntoma de la fibromialgia. Si usted está experimentando dolor, el médico puede recetarle un medicamento que aliviará el dolor.

También puede haber medicamentos anti-inflamatorios y otras técnicas disponibles para ayudarle. El médico es quién mejor conoce su dolencia y a usted y no hay nadie mejor para indicarle el tratamiento y pautas a seguir.

 

Notas finales.

 

Si usted tiene fibromialgia, es probable que esté experimentando parestesias. Las parestesias afectan a los nervios y pueden hacer que un simple roce sea algo muy doloroso.

Si usted está experimentando cualquiera de los síntomas de parestesia, hable con su médico inmediatamente y buscar el mejor tratamiento para usted.

 

Suscríbete, comenta y comparte. Gracias.
 
Síguenos en FACEBOOK y TWITTER
Regresar al inicio