¿Qué fue primero, problemas de sueño e insomnio o la fibromialgia? La respuesta y los remedios le sorprenderán.

Los problemas de sueño ¿origen de la fibromialgia?

¿Como de bien dormí anoche? Si es usted una de los millones de personas con fibromialgia, lo más probable es que se pasara gran parte de la noche dando vueltas sin poder dormir. Más del 75 por ciento de las personas con fibromialgia tienen problemas para dormir, de acuerdo con la Asociación Nacional de Investigación de Fibromialgia, y como resultado, muchos pasan sus días en un estado de extrema fatiga, a menudo la sensación es de no poder mantener los ojos abiertos.

Sorprendentemente, los investigadores creen que el sueño perturbado no sólo puede ser el resultado de la fibromialgia, sino también una causa subyacente de la misma. En algunos casos, el mal sueño crónico parece conducir directamente a la fibromialgia, especialmente en personas con antecedentes familiares de fibromialgia. "A veces las madres que están noche tras noche con bebés con cólicos van a desarrollar fibromialgia", dice el Dr. Stuart Silverman, profesor clínico de medicina y reumatología en Cedars-Sinai Medical Center UCLA. Más a menudo, el sueño pobre es parte de una sucesión de eventos que precipitan la fibromialgia. "Si usted tiene dolor crónico que interrumpe su sueño, puede desarrollar un fenómeno llamado sensibilización central, un aumento de la sensibilidad a las señales de dolor en el cerebro que puede ser un camino a la fibromialgia", explica el Dr. Silverman.

 

Cómo identificar problemas de sueño.

Si usted tiene riesgo de padecer fibromialgia por sus antecedentes familiares o incluso por haber sido recién diagnosticado, identificar los problemas de sueño y conseguir un descanso regular se convierte en algo de suma importancia antes de que esto se convierta en un síntoma. Si la cantidad o calidad de su sueño no es lo que debería ser, comience por hablar con su médico, que puede remitirlo a un especialista en el sueño. "Tratamos de encontrar las causas del sueño interrumpido de una persona", dice la Dra. Ana Krieger, especialista en sueño en el Colegio Médico Weill Cornell de Nueva York, "solemos pedirles a los pacientes que lleven un diario de sueño o vayan a un centro de sueño para que podamos observarlos y monitorizar su sueñode la noche a la mañana".

Los expertos encuentran que hay ciertas condiciones que suelen robar a la gente el sueño que necesitan. Y cuando estos trastornos son tratados eficazmente, son capaces de obtener una buena noche de descanso. Estos son algunos de los problemas más comunes relacionados con el sueño:

Síndrome de piernas inquietas. Muchas personas con fibromialgia tienen síndrome de piernas inquietas, un trastorno neurológico que causa un fuerte impulso de mover las piernas cuando estás sentado o acostado. Esto puede interrumpir su sueño repetidamente. Cambios en el estilo de vida pueden ayudar, como evitar el tabaco, el alcohol y la cafeína que pueden agravar los síntomas. El ejercicio moderado durante el día y las técnicas de relajación a la hora de acostarse también pueden calmar sus extremidades inquietas. Si estas estrategias no son suficientes, hay medicamentos que pueden ayudar a reducir los síntomas del síndrome de piernas inquietas.

Apnea del sueño. Si su compañero de cama se queja de que usted ronca, o si se despierta de repente, aunque aparentemente duerma lo suficiente, el culpable puede ser la apnea del sueño , una condición en la que la respiración se detiene durante períodos cortos durante el sueño. Esto puede suceder de 20 a 30 veces por hora despertándolo cada episodio, pero tan brevemente que no lo recuerda por la mañana. La apnea del sueño no sólo le deja somnoliento y cansado durante todo el día, sino que, si no se trata, puede aumentar el riesgo de hipertensión, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, y algunas investigaciones sugieren que también puede estar relacionada con la fibromialgia. El tratamiento implica la pérdida de peso si la obesidad es la causa, y el uso de un dispositivo llamado CPAP (presión positiva continua en la vía aérea) que debe tener conectado mientras duerme.

 

Después de lograr una buena higiene del sueño.

En un mundo que funciona 24 horas al día los 7 días de la semana, conseguir el descanso que necesita puede ser un reto. "Pensamos en el sueño como un lujo, por lo que estamos ocupados hasta el momento en que nos vamos a la cama, pero es necesario tomar un tiempo para para cerrar antes de ir a dormir", dice el Dr. Krieger. Usted puede establecer las pautas necesarias para una buena noche de sueño con simples cambios en su estilo de vida y mantener una rutina la hora de acostarse.

Cuide lo que come y bebe. Evite comidas pesadas por lo menos 2 a 3 horas antes de ir a la cama, y limite su consumo de cafeína a la mañana.

Mantenga un horario regular, tanto para acostarse como para despertar y manténgalo incluso los fines de semana.

Limite las siestas diurnas. Aunque usted puede sentirse muy cansado, dormir durante el día a menudo hará que sea más difícil quedarse dormido por la noche.

Antes de ir a dormir, tome un baño caliente, lea un poco o escuche música relajante.

Aprenda a relajarse. Si tiene dificultad para conciliar el sueño, intente una técnica de relajación como la meditación o la respiración profunda.

Cree un entorno que favorezca el sueño. Mantenga su dormitorio oscuro y fresco, y use un ventilador o una máquina de "ruido blanco" para bloquear el ruido, si es necesario.

 

Conclusión:

Si usted tiene problemas crónicos del sueño, es muy importante conseguir un diagnóstico y tratarlos. El sueño sano no sólo le dará la energía para llevar a cabo las actividades diarias, sino que podría ayudarle a evitar el desarrollo de la fibromialgia.

 

Suscríbete, comenta y comparte. Gracias
 
Síguenos en FACEBOOK y TWITTER
Regresar al inicio