La fibromialgia y la artritis reumatoide son enfermedades parecidas en que uno de sus síntomas principales es el dolor intenso, sobre todo en las articulaciones de manos y pies.

Fibromialgia o Artritis Reumatoide ¿que tengo?

Pero a pesar de que estas dos enfermedades pueden compartir algunos síntomas llegando a confundir una con otra, es muy importante para el médico diferenciarlas para escoger el tratamiento más adecuado a la que realmente aqueja al paciente.

Por desgracia, hay ocasiones en las que las dos enfermedades confluyen en un mismo paciente, lo que hace mucho más difícil el tratamiento.

 

La fibromialgia es una enfermedad muy difícil de diagnosticar pues no existen unas pruebas estándar o unos marcadores documentados que nos ayuden a certificar sin lugar a dudas que es la enfermedad a la que nos enfrentamos. El paciente no presenta ningún cambio orgánico o en el plasma sanguíneo que muestre la fibromialgia.

 

Por contra, la artritis reumatoide si tiene algunos síntomas, cambios orgánicos y alteraciones en el plasma sanguíneo que dan fe de su presencia. Un paciente de artritis reumatoide mostrará por lo general inflamación muy dolorosa de las articulaciones con un daño visible en estas articulaciones mediante pruebas de imagen. También se puede detectar mediante un análisis de sangre observando el factor reumático. En algunos casos, aunque muy pocos se puede dar la artritis reumatoide no sérica, es decir que el plasma sanguíneo no muestra alteración en el factor reumatoide.

 

Entre un 13 y un 17% de los pacientes con artritis reumatoide padecen además fibromialgia lo que empeora mucho sus síntomas en comparación con quienes solo padecen una de las dos. Estas personas también tienen por regla general una peor calidad de vida y presentan un mayor riesgo de padecer otras enfermedades como dolencias cardiacas, depresión, e incluso diabetes.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! 😃
 
Síguenos en FACEBOOK y TWITTER
Regresar al inicio