Nuestro modo de vida con nuestras rutinas diarias deterioran nuestro cuerpo. Un entorno insano, el aire viciado de pueblos y ciudades, el trabajo, una mala alimentación y el estrés, terminan por afectar a nuestra salud. 

Di adios a la artritis, fatiga crónica, fibromialgia, el lupus, la tiroides, el vértigo y ¡mucho más!

Mantenernos con una buena salud es muy difícil en la actualidad, aunque la industria farmacéutica pone a nuestra disposición múltiples tratamientos que prometen combatir el envejecimiento, el cansancio, el estrés y nos aseguran que si los consumimos conseguiremos una salud maravillosa y una vitalidad envidiable a pesar de la edad. Esto evidentemente no es gratis, por el contrario suelen ser tratamientos bastante caros que tendrán un costo muy elevado para nuestro bolsillo y las más de las ocasiones unos resultados muy pobres respecto a lo prometido por la publicidad. Pero hay diversos métodos naturales que tienes a mano y que por muy poco dinero o incluso algunos gratis, te pueden ayudar a conseguir unos niveles de salud envidiables.

 

Por ejemplo el tomillo.

 

El tomillo es un regalo de la naturaleza que nos ayuda a prevenir y a curar multitud de enfermedades y males, de hecho la industria farmacéutica la utiliza en cantidades ingentes para sus preparados por sus múltiples propiedades que ayudan en la recuperación de dolencias como la artritis reumatoide, el lupus, la fibromialgia, la esclerosis múltiple, la fatiga crónica y la tiroiditis. El tomillo es eficaz contra el vértigo, contra la tos, sirve para tratar la bronquitis, el dolor de garganta, la laringitis y el asma entre otras.

 

El tomillo contiene minerales como el potasio, el hierro y el calcio que ayudan a regular la presión arterial. Ayuda a la formación de glóbulos rojos, es un antioxidante natural.

 

Incorporar el tomillo a tus hábitos de consumo puede ser muy beneficioso para tu salud pudiendo ver unos resultados espectaculares en muy pocos días.

 

Puedes preparar una infusión con un gran poder medicinal para consumirla a diario y aprovechar sus maravillosas propiedades.

Solo tienes que poner agua a hervir agua y echarla en un recipiente en el que habrás puesto un puñado de tomillo previamente lavado, déjalo reposar durante unos minutos y cuela la bebida para que no quede ninguna ramita u hoja, ponle miel a ser posible sin pasteurizar para que tenga sus propiedades intactas y ya tienes tu poción mágica que puedes consumir a cualquier hora, pero lo mejor es tomarla diariamente en ayunas para un mejor resultado.

 

Si te decides a probarla, me gustará que me cuentes que mejoría notas.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! 😃
 
Síguenos en FACEBOOK y TWITTER
Regresar al inicio