La fibromialgia es una enfermedad crónica que provoca severos dolores en los músculos y tendones, y fatiga o cansancio extremos.

Así, si padeces de dolores musculares en todas partes del cuerpo, te recomendamos que evites los siguientes alimentos inflamatorios que podrían llevar a los síntomas de fibromialgia.

Alcohol

El alcohol es un compuesto que no aporta ningún nutriente al organismo y por eso es visto por el mismo como un veneno que se esfuerza en eliminar rápidamente del cuerpo.

En este sentido, puedes beber una copita de alcohol cada tanto pero es recomendable evitar los excesos con esta bebida.

Así, el alcohol incrementa los dolores de fibromialgia debido a que daña la flora intestinal, estimula el crecimiento de hongos en el cuerpo y hace que el organismo dedique mucha energía en lograr la desintoxicación.

Azúcar

El azúcar y los alimentos procesados son elementos que causan muchos problemas en la salud. Entre ellos, la inflamación.

Esto es así porque, además, provocan una inflamación del tracto digestivo que es donde se producen las defensas.

En este sentido, reducir el consumo de azúcar es fundamental no solo si padeces de dolores de fibromialgia, sino también para cuidar la salud general del organismo.

Granos

Los granos no son en sí alimentos inflamatorios pero sí son muy difíciles de digerir para los intestinos.

Así, esto provoca que el sistema digestivo se aboque demasiado en la digestión, descuidando otras cuestiones.

Asimismo, algunos granos poseen lectinas y ácido fítico que provocan dificultades para absorber minerales como el calcio y el magnesio.

Lo que debes tener en cuenta es que el consumo de granos es beneficioso para la salud debido a que nos aportan ácidos grasos Omega 3. Sin embargo, su consumo debe ser restringido.

Lácteos pasteurizados sintéticamente

Los lácteos pasteurizados de forma sintética provocan la inflamación de los intestinos, generando inflamación en todo el cuerpo.

Su presencia de químicos es tan fuerte que se estima que el 75% de la población mundial padece de intolerancia a la lactosa. Así, es fundamental que evites los lácteos pasteurizados si tienes fibromialgia.

Aceites refinados

Los aceites que más contribuyen a la inflamación son el de soja, el de canola y el de maíz.

Esto es así porque los ingredientes de dichos aceites son los que más modificaciones genéticas presentan.

Prefiere siempre el aceite de oliva que es menos nocivo.

Consejos Estos son los alimentos inflamatorios que debes evitar si padeces de fibromialgia
Regresar al inicio