Puedes ver más beneficios de la Coenzima Q10 AQUI

Nuevo estudio de la Coenzima Q10 y Fibromialgia   
Según un estudio realizado por el Dr. Mario Cordero médico, biólogo e investigador, la fibromialgia es un complejo desorden que afecta al 5% de la población mundial. La disfunción mitocondrial y la inflamación han sido implicadas en la patofisiología de la fibromialgia.

Hemos estado investigando la posible relación entre la disfunción mitocondrial, la inflamación y el estrés oxidante en la fibromialgia. Realizamos el estudio con 13 mujeres diagnosticadas con fibromialgia y 20 mujeres sanas.

La suplementación oral del CoQ10 restauro los parámetros bioquímicos y supuso un gran avance para los síntomas clínicos.

Estos resultados nos llevan a la hipótesis de que en la inflamación puede estar implicada una disfunción mitocondrial dependiente en la patofisiología de la Fibromialgia en varios pacientes, indicando un nuevo objetivo terapéutico.

Tratamiento con CoQ10 en pacientes con Fibromialgia

En nuestros estudios, hemos podido realizar pequeños ensayos con pacientes con Fibromialgia testando los efectos del uso oral con CoQ10. Hemos podido observar un cierto grado de mejora en los síntomas y un aumento de los niveles de deficiencia hasta llegar a niveles de normalidad, así como un importante descenso del estrés oxidativo (Cordero et al. 2011). Estos resultados muestran para la fibromialgia. Su uso se ha mostrado eficaz en ensayos clínicos en patologías
como el fallo e isquemia cardíacas, la hipertensión, la fatiga extrema, enfermedades neurodegenerativas, movilidad espermática, etc, (Littarruand Tiano. 2010). Incluso, en el síndrome de fatiga crónica se ha descrito recientemente la deficiencia de CoQ10 considerándose la necesidad del tratamiento con el mismo (Maes et al. 2009).

Sin embargo, es importante hacer una llamada de atención. En primer lugar, todas las patologías que se benefician del tratamiento con CoQ10, son patologías en las que se ha demostrado previamente que existía de base, una deficiencia de CoQ10 y por tanto era necesario el tratamiento, por lo que se hace necesario el
análisis previo de los niveles de CoQ10. En segundo lugar, son necesarias más investigaciones, ensayos clínicos aleatorizados y a doble ciego donde se evalúe el efecto del CoQ10 frente a placebo. Por tanto no es recomendable el uso de CoQ10 sin supervisión médica, sin una constatación previa de si existe o no deficiencia y sobre todo, es necesario tener paciencia a que la ciencia arroje las respuestas oportunas.

¿Qué novedades se investigan actualmente? 

Precisamente hoy presento el último trabajo que hemos publicado en la prestigiosa revista Antioxidants & Redox Signaling, lo que ha sido un buen salto tanto para nosotros como para la fibromialgia, porque no se suele publicar en esos índices de impacto. En esta ocasión hemos demostrado que en la fibromialgia hay una importante disfunción mitocondrial y una deficiencia de coenzima Q10, y eso está relacionado de forma muy directa con la inflamación que tanto se conoce en muchos pacientes. Es el detonante de esa inflamación.
 

Entiendo que también se investigan posibles soluciones.

Hemos demostrado que se protege la mitocondria y se reducen los radicales libres como el estrés asociativo, además de que también se reduce la inflamación. En el estudio trabajamos con la coenzima Q10, que es un componente de la mitocondria, un transportador de electrones. Hemos hecho estudios preliminares con pacientes y ahora estamos realizando
ensayos clínicos. Hace poco hemos terminado uno con 20 pacientes en Q10 y placebo, y tenemos otro en marcha con unos 120 pacientes.

¿Y qué resultados se han obtenido en estos ensayos?

Los resultados de estos estudios son bastantes importantes y positivos, porque se ve una reducción significativa de los síntomas que no se ven en los pacientes tratados con placebo, y a nivel molecular se ve un cambio radical en cuanto a la disfunción mitocondrial, el estrés asociativo, la inflamación…

Entonces,¿la Q10 puede frenar el avance de esta enfermedad?

Puede frenarlo un poco. La fibromialgia desgraciadamente no tiene cura, pero nuestro objetivo es encontrar, por un lado, las causas de la enfermedad y, por otro lado, entender el mecanismo de por qué se produce para luego poder pararla o al menos frenarla. No la vamos a curar, quizás, de aquí a unos años, pero al menos vamos a intentar conseguir frenarla. En esto, los resultados de los ensayos que hemos realizado son muy prometedores y la coenzima Q10 podría ser un acercamiento a la mejora de los pacientes.

El tratamiento en sí, ¿en qué consiste y cuándo podría comercializarse?

Se trata de un producto nutricional, que no un fármaco, que deberán tomar los pacientes, por lo que evita muchos efectos secundarios. El tiempo que puede tardar en llegar al paciente dependerá de Sanidad, pero sí es cierto que en muchos países se usa ya como primera barrera para muchas patologías cardiovasculares, Parkinson o Alzheimer. En nuestro caso, para la fibromialgia nos gustaría ver que se usa en un futuro, aunque no todos los pacientes se podrán beneficiar de él y no a todos les causará los mismos efectos, pero sí un gran porcentaje de ellos.

¿Cuál es el motivo de que no todos los pacientes puedan beneficiarse del tratamiento?

Porque hay pacientes que no tienen disfunción mitocondrial y sería en estos en los que sería efectivo, ya que existe una deficiencia de producción de la coenzima Q10. La fibromialgia es
una enfermedad que padecen miles de personas en el mundo y que no todas tienen el mismo origen, aunque sí los mismos síntomas. Estos son dolor, cansancio, problemas del sueño, trastornos de la memoria y un poco de ansiedad y depresión.
 
¿Cómo es el actual tratamiento de estos pacientes?


Actualmente al paciente se le dan muchos fármacos. Cada uno es para un síntoma y estamos hablando de un analgésico para el dolor, un antidepresivo para la depresión y así sucesivamente.
Lo que ocurre al final, en la mayoría de los casos, es que no se consigue la mejora pero sí un agravamiento de los efectos secundarios.

En definitiva, ¿cómo mejoraría la vida del paciente la Q10?

Según nuestros datos, con la reducción del dolor y del cansancio, la mejora del sueño y de la memoria y, por tanto, mejora de la depresión que esto conlleva.

Nuevo estudio de la Coenzima Q10 y Fibromialgia
Regresar al inicio