Se descubrió que el gen AMPK podría ser el responsable de la inflamación, los bajos niveles de antioxidantes y de la baja producción de mitocondrias, por lo que podría estar involucrado en la causa de la fibromialgia y también la Fatiga Crónica.

La fibromialgia se caracteriza por síntomas como dolor en todo el cuerpo, fatiga crínica, tensión muscular, dificultad para dormir y alteraciones afectivas.

Esta enfermedad es común en mujeres con edades entre 40 y 55 años aunque los hombres que la padecen la sufren con mayor intensidad y es especialmente severa. Ha sido catalogada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad poco frecuente ( está dentro de las enfermedades consideradas raras).

Existen tres tipos de tratamientos que se pueden hacer simultáneamente para la Fibromialgia:

  • Con medicamentos
  • Con antioxidantes
  • Con actividades como yoga y deportes, que hacen que el paciente permanezca activo

Al combinar estas modalidades de tratamiento se pueden reducir los síntomas y hacer que el paciente tenga una mejor calidad de vida.

¿Qué son los antioxidantes naturales?

Los antioxidantes naturales son sustancias que encuentras en algunos alimentos, especialmente frutas, verduras y legumbres.

Su alto consumo evita que desarrolles enfermedades degenerativas, y permite que tengas una vida saludable.

Los antioxidantes exógenos o polifenoles evitan que se lleve a cabo el proceso de oxidación en tu organismo, el cual consiste en el daño de diferentes estructuras de la célula a causa del ataque de los radicales libres, ocasionando diferentes enfermedades degenerativas crónicas como: la artritis, la fibromialgia, el acné, el alzhéimer, el envejecimiento, entre muchas otras.

Con el fin de evitar el proceso de oxidación, es necesario consumir alimentos con alta concentración de antioxidantes naturales.

¿Cómo pueden los antioxidantes naturales ayudarte si padeces fibromialgia?

Una de las teorías indica que la fibromialgia se produce a causa al estrés oxidativo, que consiste en el aumento de los radicales libres y la disminución de los antioxidantes en el organismo, lo cual, con el paso del tiempo, causa daño a tus tejidos y provocan la aparición de esta enfermedad.

Un alto consumo de antioxidantes naturales como los polifenoles y la coenzima Q10, permite atacar a los radicales libres, impidiendo así daños a tu organismo y evitando el desarrollo de enfermedades como la fibromialgia; el consumo de estos ayuda a reducir la tensión muscular y en algunos casos la sensación de dolor.

Si padeces esta enfermedad te recomendamos el consumo de antioxidantes y de vitaminas para combatir el estrés oxidativo y reforzar el sistema inmunológico.

Una alimentación equilibrada aportará los nutrientes para tener la energía necesaria en el día a día y así evitar la aparición de complicaciones por carencias (anemias, osteoporosis, estreñimiento) o por excesos (colesterol o glucosa elevados en sangre) que agravarán los síntomas propios de la enfermedad.

La mejor manera de tomar antioxidantes es consumiendo fruta y verdura fresca a ser posible ecológica para evitar todos los pesticidas que contienen las frutas no ecológicas.

Beneficios de los antioxidantes en la fibromialgia y la fatiga crónica
Beneficios de los antioxidantes en la fibromialgia y la fatiga crónica
Beneficios de los antioxidantes en la fibromialgia y la fatiga crónica
Regresar al inicio