Comparte esta noticia para dar una mayor visibilidad a las enfermedades catalogadas como raras.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha concedido a un ingeniero de telecomunicaciones de 47 años que dice sufrir electrosensibilidad la incapacidad permanente total para su profesión y el derecho a percibir una pensión equivalente al 55% de su base reguladora, que ascendía a 2.812 euros. «Es la primera vez que dan la invalidez a una persona porque sufre hipersensibilidad y no puede estar expuesta a las ondas electromagnéticas», ha indicado a este periódico Jaume Cortés, abogado del afectado.

Ricardo de Francisco, de 47 años, trabajaba para Ericson cuando en 2010 empezó a sufrir depresión, ansiedad, falta de concentración y otros síntomas. Le dieron la baja y estuvo en tratamiento psicológico y psiquiátrico un año, tras el que volvió al trabajo. Pero la cosa fue a peor y, aunque «al principio pensaba que tenía una enfermedad psiquiátrica», una médica le diagnosticó electrosensibilidad. Ella también la sufría. Al final, la compañía le despidió e indemnizó. Entonces, solicitó una pensión de invalidez que le denegó primero en Instituto Nacional de la Seguridad Social y luego el Juzgado de lo Social número 11 de Madrid, y que ahora le concede el TSJM porque «se halla en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual de ingeniero de telecomunicaciones» derivada de la enfermedad que padece.

Pensión de invalidez para un enfermo de electrosensibilidad
loading...
Regresar al inicio