El orégano es una planta mediterránea aromática y un gran antibiótico natural. Es muy utilizado como condimento en muchísimos platos como pizzas, pasta, carnes, patatas...

Y además tiene unas magnificas propiedades naturales.

ORÉGANO, ANTIBIOTICO NATURAL

El aceite de orégano es un antibiótico natural muy potente, estudios recientes han demostrado que es mucho más eficaz que otros medicamentos para tratar infecciones de estafilococos SARM. El fenol que contiene el orégano es un antioxidante que destruye virus, bacterias patógenas y hongos.

Además contiene gran cantidad de antioxidantes de fitoquímicos, flavonoides y ácidos fenólicos. Es una de las plantas con mayor capacidad de absorción de radicales de oxígeno así como una de las mayores fuentes de timol, un componente del fenol magnifico para mejorar la digestión y destruir microbios nocivos.

El aceite de orégano ha sido y es utilizado como desinfectante de oídos y nariz, para el tratamiento de infecciones respiratorias, de garganta y ante cualquier bacteria o virus. Actúa como un potente antiinflamatorio y antimicrobiano. Además sus propiedades suprimen la producción de células cancerígenas siendo mucho más eficaz en aceite que la hierba seca, aunque esta aún guarda muchísimos beneficios.

Tomado en infusión el orégano estimula la función biliar, es eficaz para tratar el estreñimiento, la digestión lenta y es una gran ayuda contra el insomnio por sus propiedades relajantes y ansiolíticas. También mejora la circulación sanguínea, evita la formación de trombos y calma los dolores de cabeza causados por una mala irrigación cerebral. Es espectorante y combate la tos y las afecciones bronquiales.

En seco se puede utilizar como condimento de ensaladas, carnes, pastas y multitud de platos a los que dará un excelente toque y nos beneficiaremos de sus propiedades.

En aceite se puede rociar detrás de las orejas o en el cuello o tomarlo diluyendo de 1 a cinco gotas en un vaso de agua.

Si te ha parecido interesante, compártelo.

Gracias :)

Regresar al inicio