CÉSAR TOIMIL / Tamara Ramos ayuda a los enfermos con los problemas laborales que les crea su dolencia.

CÉSAR TOIMIL / Tamara Ramos ayuda a los enfermos con los problemas laborales que les crea su dolencia.

Tamara Ramos es la trabajadora social de la Asociación de Fibromialxia e Fatiga Crónica do Noroeste (Affinor) y se ocupa de respaldar a los afectados por esta enfermedad en una de las mayores dificultades que se encuentran: la laboral. El jueves participó en los actos del día dedicado a una enfermedad que afecta sobre todo a mujeres y recuerda que prestan todo tipo de apoyo en su local de la calle Chile (y en el teléfono 616 972 297).


-¿Qué es lo peor de la fibromialgia?


-El modo en el que afecta a la vida de las personas, en el terreno personal les baja la autoestima y les genera depresión o ansiedad; en el familiar les provoca una sobrecarga y en el laboral es quizá la parte más dura, porque pueden llegar a perder sus trabajos, ya que tener fibromialgia implica estar en un vacío sociosanitario.


-¿Por qué?


-Debido a su etiología todavía no se reconoce como una dolencia incapacitante, comienza a haber sentencias, pero lo cierto es que a las mujeres les cuesta cada vez más seguir con su empleo y no tienen protección en ese terreno. Nosotros las asesoramos y acompañamos en esta situación.


-Habla siempre en femenino...


-Es que la gran mayoría, más del 90 % , son mujeres. En la asociación atendemos a 20 municipios, no solo a Ferrol y contamos con 160 socias y solo dos hombres que no participan activamente.


-¿Qué les ofrecen?


-Apoyo y acompañamiento para todo lo que necesiten, pero también un amplio catálogo de actividades entre las que hay masajes o talleres de memoria, entre otras muchas cosas. Está comprobado que la gimnasia adaptada alivia mucho el dolor.


-¿Hay avances a nivel médico?


-Aquí todavía no hay una unidad específica, los reumatólogos confirman un diagnóstico que los médicos de cabecera detectan y son los que recetan los calmantes con los que se trata.

Regresar al inicio