A veces es nuestra pareja la que padece fibromialgia y a menudo nos preguntamos ¿como le ayudo?

La fibromialgia es una enfermedad de origen desconocido que suele manifestarse a partir de los 40 años, afecta mayoritariamente a mujeres siendo los casos en hombres poco comunes pero mucho más severos.

Las personas que sufren de fibromialgia padecen intensos dolores musculares, cansancio exagerado sin relación con la actividad realizada, problemas de sueño y problemas cognitivos.

Al no tener un origen conocido ni pruebas diagnósticas sobre las que apoyarse los pacientes muy a menudo tardan en ser diagnosticados y tratados adecuadamente. No tiene cura aunque no es una enfermedad que acorte la vida. Además los pacientes de fibromialgia tienen que enfrentarse a la incomprensión de la "invisibilidad" de esta enfermedad incluso por parte de muchos profesionales médicos, de conocidos y amigos y en ocasiones hasta la propia pareja duda de la dolencia.

¿Como afecta esta enfermedad al paciente? ¿que cambios provoca en su vida diaria? ¿de que modo influye en sus relaciones? ¿que puedo hacer para ayudarle?

Si tu pareja padece dolores musculares persistentes, fatiga constante, alteraciones del sueño, ansiedad, estrés, síndrome de piernas inquietas, depresión, es muy posible que padezca fibromialgia.

Actualmente la mayoría de estudios e investigaciones relacionan esta enfermedad con alteraciones del sistema nervioso central que al parecer es la única forma de explicar tantos y tan variados síntomas.

El dolor psicológico.

Los problemas físicos son considerables, limitan en todos los aspectos la vida del paciente y de quienes le rodean y el dolor continuo conlleva una carga muy importante de estrés que a su vez agudiza el dolor convirtiéndose en la pescadilla que se muerde la cola entrando en un circulo del que es muy difícil salir.

Otro gran problema que se suma a todo lo anterior es la depresión que está muy relacionada con la fibromialgia. Quienes padecen esta enfermedad suelen tener un estado de ánimo bajo por los problemas sociales asociados a la fm y la incomprensión pues muchas personas no consideran a la fibromialgia una enfermedad o creen que los pacientes exageran los síntomas para trabajar menos o ser el centro de atención. Esto genera una sensación de incomprensión, rabia y culpa, factores clave para desarrollar un trastorno depresivo.

Mi pareja padece fibromialgia ¿como le ayudo?

¿Como puedo ayudar a mi pareja?

Si tu pareja padece fibromialgia tu también vas a sufrir la enfermedad pues la mayoría de personas que conviven con enfermos de fm también tienen síntomas de depresión y estrés producidos por vivir la enfermedad de un modo tan directo.

Es muy importante hacer cambios en la relación y en el ámbito familiar pues la enfermedad afecta a todos los que están cerca del enfermo.

Es Muy necesario reorganizar las tareas del hogar teniendo en cuenta las posibilidades del enfermo y su nuevo estado contando con la colaboración de toda la familia muy posiblemente asumiendo nuevos roles para todos los miembros.

Es muy importante aceptar la enfermedad de la pareja y darle apoyo sincero. Piensa que ya es muy duro el sentimiento de culpa por no poder hacer ciertas tareas o sentirse una carga para los demás como para añadirle dudas o incomprensión.

La clave es la empatía, no puedes llegar a sentir lo que tu pareja está padeciendo físicamente pero la convivencia te ha hecho conocerla y notar su estado de ánimo cuando está pasando por una crisis de dolor. El apoyo y la comprensión son tus dos mejores armas para ayudar a tu pareja.

La fibromialgia es una dolencia que afectará y complicará mucho la vida en pareja, pero trabajando juntos no podrá venceros y os hará establecer una relación muchísimo más fuerte.

El cuidado mutuo afrontando los momentos más difíciles con apoyo mutuo reforzará la relación y encontraréis nuevas oportunidades y modos de disfrutar en común.

Ten presente que en este momento tu pareja va a necesitar de ti más que nunca.

Regresar al inicio